Causa de canonización

Vida santa y canonización…

 

Logo officiel pour la béatification du Père Marie-EugèneReconocimiento de una vida santa

Fama de santidad

Todo su ser y su manera de actuar, irradiaban al Dios vivo y daban ganas de quererle aún más. Su persona llevaba a Dios. Le confiábamos encantados nuestras intenciones con la seguridad de que serían atendidas.

 

Surgen los testigos

Después de su muerte, el Padre María Eugenio continuó su misión por todo el mundo. Su santidad de vida, reconocida por el pueblo de Dios, impulsó a numerosas personas a encomendarse a su intercesión. Muchos testimonios fueron llegando al Instituto Nuestra Señora de la Vida. Al mismo tiempo, su enseñanza sobre la oración y el compromiso en el mundo, no cesaron de propagarse. En 1983, el Padre General de la Orden de los Carmelitas descalzos, durante la beatificación de Raphaël Kalinowski, que tuvo lugar en Polonia, animó a los responsables generales del Instituto Nuestra Señora de la Vida a pedir la apertura de su causa de canonización.

 

Encuesta abierta

Dada su fama de santidad, su Causa de Beatificación y de Canonización se abrió en 1985 por Monseñor Raymond Bouchex, Arzobispo de Avignon, que constituyó un tribunal eclesiástico y una comisión de expertos. Se enviaron 25.000 páginas de documentos y testimonios a Roma, a la Congregación para la Causa de los Santos. Ésta, decidió entonces redactar la “Positio” que presenta una biografía muy documentada y todos los elementos necesarios para juzgar las virtudes heroicas…(virtudes teologales, cardinales y de religión), es decir, de la santidad del Padre María Eugenio. Esta “Positio” sobre las virtudes heroicas se acabó en el 2000. Los Consultores Teólogos, después de estudiar toda la documentación para saber si el Siervo de Dios había practicado las virtudes cristianas de manera heroica, llegaron a una conclusión positiva.

 

Si, vivió una vida heróica

El 19 de diciembre de 2012, el Papa Benedicto XVI se pronunció a favor de las virtudes heroicas del Padre María Eugenio. Se le declaró entonces Venerable.

 

Un signo que venía de Dios

Para que un Venerable sea declarado Beato, tiene que haber realizado un milagro reconocido por la Iglesia. Se aportaron a la Postulación varias curaciones, científicamente inexplicables.

De una “curación inexplicable” al reconocimiento de un milagro

Una situación que empeora

Este niño nace con unos grandes quistes. Se le opera a la edad de 11 días y, nuevamente de urgencia, con dos semanas de vida. Algunos días más tarde, el cirujano constata un derrame importante que procede de una llaga del canal torácico. El niño se encuentra en un estado grave de malnutrición (3,200 kgs con 28 días). Los médicos se inquietan: la vida del niño está en peligro.

La llamada al cielo

La mamá escribe en su diario: “Se necesita un milagro”. Es el milagro que la tía-abuela del niño pedirá en su oración por la intercesión del Padre María Eugenio el día que recibe una carta de los padres anunciándole que la situación no tiene solución.

La increíble curación

Sin embargo, es precisamente ese día cuando, sin explicación y sin ninguna señal previa de mejoría, el derrame que no cesaba, se para de repente. La mamá escribe ese mismo día: “El milagro ha ocurrido hoy”. Al día siguiente, los médicos constatan que el niño está verdaderamente curado. Comienza a coger peso, “como un avión que despega”, según los médicos.
Tres días después vuelve a casa y, desde entonces, se encuentra en perfecto estado de salud.

El Venerable Padre María Eugenio es declarado beato

Se necesitan dos encuestas: una sobre la vida del servidor de Dios y la otra sobre un posible milagro. Ante el resultado positivo de las dos encuestas y del mensaje madurado, actualizado y transmitido por el Venerable Padre María Eugenio del Niño Jesús, el Papa Francisco autoriza su beatificación. Esta decisión se comunica oficialmente el 4 de marzo de 2016.

Con la celebración de su beatificación el 19 de noviembre de 2016, la Iglesia ofrece a todo el mundo la posibilidad de conocerle y de aprovechar su testimonio. Es una manera de animarnos a confiarle nuestras intenciones en la oración.

El Beato continuará así su misión, al encuentro de buscadores del sentido de la vida, de buscadores de Dios. Darle a conocer más profundamente en su doble dimensión de padre y de Maestro espiritual, contribuye también a ayudarle a realizar su misión en la Iglesia.

INSTITUTO SECULAR NUESTRA SEÑORA DE LA VIDA

En la gran familia del Carmelo, el Instituto “Nuestra Señora de la Vida” es un Instituto Secular.

El 21 de noviembre de 1973, la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y para las Sociedades de Vida Apostólica, reconoce a NUESTRA SEÑORA de la VIDA como un único Instituto constituido por sacerdotes y por hombres y mujeres consagrados.

3 MAYO 2020: JORNADA MUNDIAL DE ORACIÓN POR LAS VOCACIONES

  El próximo 3 de mayo, IV domingo de Pascua y domingo del Buen Pastor, nos uniremos a la Jornada Mundial de...

CONTACTO

Correo electrónico:

nuestrasenoravida@gmail.com