Presencia de la Virgen

El Instituto Nuestra Señora de la Vida nace en Venasque cerca del santuario mariano de donde toma su nombre.

En 1932 cuando, el Padre María-Eugenio del Niño Jesús, carmelita, y Marie Pila, co-fundadora del Instituto, descubren el santuario de Nuestra Señora de la Vida, donde se venera y reza a la Virgen desde el siglo VI, se quedaron prendados de la imponente estatua que domina el coro del altar: la Virgen está ahí, presente, con toda la fuerza que irradia su maternidad. Se sienten atraídos por aquella que nos da la Vida, a su hijo Jesús. Como ella, se dejarán llevar por la vida que brota de ese Hijo Amado y, como ella, darán Jesús al mundo.

El Padre María-Eugenio comprende que la misión que Dios le confía, puede empezar en Venasque bajo la mirada de la Virgen, Madre de la Vida. Aunque esta misión empiece humildemente, pobremente y en la oscuridad, María vela en la noche y sostiene la obra naciente.

“Desde que estamos aquí, asistimos precisamente al magnífico espectáculo de la fecundidad de la Virgen María. Ella ha escogido este lugar para engendrar nuevos hijos, para atraer a las almas y llenarlas de su luz y de su vida!…”

“El hecho esencial no es que nosotros estemos aquí, o que hayamos visto tal o cual acontecimiento: no, el hecho que domina todo aquí, es la vida que brota y rebosa del seno, del alma de Nuestra Señora de la Vida”.

(María, Madre en plenitud, pg 199-200)

MARÍA, MADRE de la VIDA

 

Sí, justamente es una fuente lo que la Virgen María

hizo brotar en este valle que, desde siempre,

 fue frecuentado por almas ávidas de perfección.

La Virgen hizo brotar aquí el chorro poderoso

de esta fuente, de este río subterráneo.

La Virgen, ella misma, nos dice:

“Venite ad aquas”, acercaos a la fuente.

Tenéis hambre, tenéis sed,

por eso estáis aquí.

Tenéis hambre y sed de Dios,

acercaos a la fuente, es abundante,

no la secaréis, ella os quitará la sed.

La Virgen María os dará gratuitamente.

Ella es feliz dando así a sus hijos.

La fuente que mana aquí,

es una fuente de misericordia”

Beato Mª Eugenio del Niño Jesús

INSTITUTO SECULAR NUESTRA SEÑORA DE LA VIDA

En la gran familia del Carmelo, el Instituto “Nuestra Señora de la Vida” es un Instituto Secular.

El 21 de noviembre de 1973, la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y para las Sociedades de Vida Apostólica, reconoce a NUESTRA SEÑORA de la VIDA como un único Instituto constituido por sacerdotes y por hombres y mujeres consagrados.

NUEVO PROGRAMA 2020/21 DE RETIROS CON NUESTRA SEÑORA DE LA VIDA EN LA CASA DE ORACIÓN “LA CRUZ”

¡Qué grande es el gozo de Dios cuando encuentra un alma en la que puede derramarse! Beato M.Eugenio   CLIC AQUÍ...

CONTACTO

Correo electrónico:

nuestrasenoravida@gmail.com